top of page

¿RICO O REY? Dinero versus poder o el dilema del emprendedor*

Actualizado: 1 jul


El investigador Noam Waserman (2008) realizó un trabajo de investigación con 212 empresas que iniciaban e identificó que el emprendedor se enfrentaba al dilema de ceder el control de sus empresas y permitir la llegada de nuevos inversionistas y que la empresa perdure o mantener el poder y que el camino sea más difícil.


Waserman denomina este fenómeno como el dilema del emprendedor: Rico o Rey, porque es una pugna entre mantener el control de la empresa o permitir el ingreso de socios inversionistas, para obtener capital y posibilitar el crecimiento de la empresa con la implicación de ceder el control.



También menciona que son excepcionales los casos donde se pueden combinar ambas cosas y cita ejemplos conocidos a nivel mundial como Bill Gates (Microsoft) o un Phil Knight (Nike), quienes lograron seguir teniendo el control y convertirse también en millonarios.


El autor recomienda hacer un ejercicio de autoconocimiento frente a esta situación para identificar que mezcla lleva dentro el emprendedor, este es un ejercicio de reflexión muy útil por dos motivos: es importante conocer lo que realmente lo motiva ayudando a evitar el sesgo personal en decisiones importantes. El segundo motivo es la necesidad de ser transparente en sus motivaciones y ambiciones si inicia empresa con otros socios.


Una vez identificada su tendencia (dinero o poder), el autor hace algunas recomendaciones.

Si el emprendedor crea la empresa con la idea de venderla o dejarla (una vez desarrollada) en las manos de gestores profesionales, puede plantearse entrar en sectores con más requerimientos de capital; puede abordar proyectos de más envergadura en general, y puede muchas veces avanzar más rápido.


Para los emprendedores en los que prima el control, deberían emprender en el sector que conocen mucho y donde tienen el networking desarrollado. Deberían buscar modelos de negocio que no exigen mucho capital operativo. También deberían tener experiencia en gestión de personas.


Al final el autor alerta sobre los peligros de cada extremo, afirma que por un lado es peligroso perder todo el control demasiado rápido, porque luego uno no puede ejecutar la idea como le gustaría y se convierte en poco más que un empleado. Por otro lado, el control absoluto suele muchas veces ir de la mano con cierta falta de feedback necesario para que el proyecto evolucione correctamente.


Luego de revisar las propuestas que plantea el autor, como emprendedores y mentores podemos realizar algunas reflexiones con base en las siguientes preguntas.


PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR...

  1. ¿Tú que quieres ser cuando seas grande, Rico o Rey?

  2. ¿ Quieres ser un caso excepcional, Rico y Rey? ¿Qué tienes y qué necesitas para lograrlo?

  3. ¿Qué otros casos excepcionales conoces, además de los que menciona el autor?

  4. ¿Y tus socios que quieren ser? ¿Han hablado de las implicaciones de tener inversionistas? ¿Y las implicaciones de no tenerlos?

  5. ¿Qué acuerdos privados han realizado en torno al manejo del dinero?

  6. ¿Qué prácticas de toma de decisiones han empezado a aplicar?


*Fuente. Wasserman, N (2008) Harvard Business Review. El dilema del fundador: Rico o Rey.


Fanny Alexandra Gallego Lopera

¡Divertido, útil y bien hecho!


Psicóloga de profesión,

emprendedora por convicción

profe de vocación,

mamá por amor

y escritora por pasión.



Mentora de emprendedores en Corporación Mundial de la Mujer (De Mis Manos), Parque del Emprendimiento y otras entidades del ecosistema de emprendimiento de Medellín y Colombia. Docente de la Universidad de Antioquia. Consultora Empresarial. Mamá de Emanuel y Selene. Escritora aficionada de cuentos y poesía, he publicado tres libros Mil lunas y un delirio, Bitácora de sueños y Emprendizaje: el proceso de aprender a emprender.

57 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page