top of page

Mentalidad Emprendedora: La Brújula del Éxito en los Negocios

Actualizado: 19 mar

“Siempre trato de cuestionar todo. Pregúntate: según tu situación actual, ¿hay alguna forma de mejorarla?” DANIEL EK Spotify

Emprender es una aventura que comienza desde adentro. La mentalidad del emprendedor no es solo una característica, es el motor que impulsa cada paso en este viaje empresarial; McGrath y MacMillan (2000) lo describen a la perfección: se trata de esa "inclinación constante a descubrir, evaluar y aprovechar oportunidades".




Para mí, como emprendedora y como mentora de equipos con iniciativas empresariales, emprender no es solo lanzarme a nuevas ideas, es abrazar la incertidumbre con entusiasmo, es convertir los desafíos en oportunidades y aprender a encontrar la belleza en la complejidad del panorama empresarial. Es como cultivar una habilidad, una actitud que se entrena día a día. La mentalidad emprendedora va más allá de la creación de negocios; se trata de una manera de pensar que está inmersa en cada decisión y acción.

Ver oportunidades donde otros ven obstáculos se convierte en parte de nuestra esencia. Evaluar esas oportunidades no solo implica análisis, sino una mezcla de intuición y conocimiento adquirido. Y aprovechar estas oportunidades requiere de una acción valiente y determinada.


Por eso, cada día, invito a los emprendedores a sumergirse en ese hábito de descubrir, evaluar y aprovechar. Porque al final del día, el diferencial no solo está en la idea o el producto, sino en la mentalidad con la que enfrentan este retador viaje empresarial.

McGrath y MacMillan desglosan esas estrategias para identificar la mentalidad empresarial. Son como los pilares sobre los que se sustenta esta forma de pensar y actuar en el mundo empresarial.

  • La búsqueda apasionada de nuevas oportunidades es como el motor que impulsa el día a día. Es esa chispa que los lleva a explorar constantemente, a estar atentos a lo que el mercado ofrece y a buscar esa innovación que puede marcar la diferencia.

  • La disciplina en la búsqueda de oportunidades es crucial. No se trata solo de tener pasión, sino de canalizar esa pasión con un enfoque constante y estructurado. Es como una danza entre el entusiasmo y la metodología, donde cada paso cuenta y se dirige hacia el objetivo.

  • Elegir las mejores oportunidades y evitar dispersarse es un arte en sí mismo. A veces, la abundancia de opciones puede ser abrumadora, pero aprender a discernir y enfocarse en lo que realmente importa es clave para el éxito empresarial sostenible.

  • La ejecución adaptativa es un punto esencial. No basta con tener grandes ideas; se trata de llevarlas a cabo con flexibilidad, ajustándose a los cambios del entorno y aprendiendo de cada que se da.

  • Y finalmente, involucrar a todos los integrantes del equipo emprendedor en la visión es lo que transforma esa mentalidad en un movimiento. Compartir esa visión y contagiar esa pasión es lo que puede ayudar a convertir un sueño empresarial en una realidad colectiva.


Estos pilares son como las bases sobre las que se construye una mentalidad emprendedora, siempre buscando oportunidades, siendo disciplinados en la elección, ejecutando con adaptabilidad y compartiendo la visión con quienes te rodean. La mentalidad emprendedora abarca un amplio espectro de capacidades y competencias que se entrelazan con cada una de las dimensiones que se tienen en cuenta para conformar una empresa.


  • En el componente estratégico se evidencia en la toma de decisiones, implica la capacidad de evaluar rápidamente, analizar riesgos y oportunidades, y tener la audacia de tomar decisiones informadas incluso en contextos de incertidumbre.

  • En la dimensión operativa, se manifiesta en la habilidad para organizar recursos de manera eficiente, planificar estratégicamente cada paso y tener la agilidad para adaptarse a cambios inesperados.

  • En el ámbito mercadológico, la mentalidad emprendedora se refleja en habilidades de negociación, capacidad para establecer relaciones sólidas con clientes y socios, y la destreza para identificar y capitalizar oportunidades en el mercado.

  • La orientación al logro financiero es fundamental. Implica no solo una comprensión profunda de los números, sino también la habilidad para tomar decisiones financieras acertadas que impulsen el crecimiento y la estabilidad de la empresa.

  • En el aspecto administrativo-legal, se manifiesta en la capacidad para resolver problemas complejos, comprender las regulaciones pertinentes y tomar decisiones que estén alineadas con el marco legal y administrativo.

  • El liderazgo efectivo es esencial en la dimensión humana. Implica inspirar a otros, construir equipos sólidos, motivar y alinear a las personas con la visión y los objetivos de la empresa.



Cada una de estas capacidades se entrelaza para formar la base de la mentalidad emprendedora. Es un conjunto multifacético que se nutre de habilidades técnicas, emocionales y estratégicas para impulsar el éxito en el mundo empresarial.

Potenciar la mentalidad emprendedora es clave en el desarrollo de negocios. Es como cultivar un jardín de oportunidades. Aquí propongo algunas estrategias:

  1. Primero, incrementar la autoeficacia es fundamental. Fomentar la confianza en nuestras habilidades y en nuestra capacidad para superar desafíos es la base. Experiencias exitosas, feedback positivo y metas alcanzables son la semilla para este crecimiento.

  2. El modelamiento en la toma de decisiones. Compartir nuestras experiencias donde decisiones difíciles llevaron a resultados positivos es una herramienta poderosa. El ejemplo propio o de otros que han transitado un camino similar muestra cómo se abordan las decisiones empresariales.

  3. El modelamiento para el crecimiento. Mostrar cómo el aprendizaje continuo y la adaptabilidad son fundamentales en el mundo empresarial es inspirador. Las historias de superación y aprendizaje de fracasos son esenciales para el crecimiento.

  4. La persuasión como estrategia para cambiar actitudes también es efectiva. Utilizar argumentos sólidos y casos de éxito para persuadir y motivar a otros a adoptar esta mentalidad es clave. Destacar los beneficios y oportunidades que conlleva puede ser muy persuasivo.

  5. Favorecer la autoevaluación y autorregulación es parte de este proceso. Reflexionar constantemente sobre nuestro desempeño, identificar fortalezas, áreas de mejora y establecer planes de acción es esencial para seguir creciendo.

  6. Revisar el locus de control interno es fundamental. Percibir que tenemos el control sobre nuestras acciones y que estas influencian nuestros resultados es crucial. Fomentar la responsabilidad y la capacidad de tomar decisiones impactantes es parte de esta mentalidad.

  7. Finalmente, ampliar nuestra red paradigmática es clave. Exponernos a diversas perspectivas, entornos y modelos empresariales nos permite absorber distintas formas de afrontar desafíos. Esto amplía nuestra visión, nos da amplitud perceptual y nos ayuda a nutrir y fortalecer esa mentalidad emprendedora que impulsa el desarrollo de negocios.


Estas estrategias trabajan en sinergia para nutrir y fortalecer la mentalidad emprendedora. Es como un viaje de autodescubrimiento y aprendizaje constante que se construye paso a paso.


¿Qué tal está tu mentalidad emprendedora? ¿Qué estrategias vas a aplicar?

 

 McGrath y MacMillan (2000) The Entrepreneurial Mindset: Strategies for Continuously Creating Opportunity in an Age of Uncertainty


Fanny Alexandra Gallego Lopera

¡Divertido, útil y bien hecho!



Psicóloga de profesión,

emprendedora por convicción

profe de vocación,

mamá por amor

y escritora por pasión.



Mentora de emprendedores en Corporación Mundial de la Mujer (De Mis Manos), Parque del Emprendimiento y otras entidades del ecosistema de emprendimiento de Medellín y Colombia. Docente de la Universidad de Antioquia. Consultora Empresarial. Mamá de Emanuel y Selene. Escritora aficionada de cuentos y poesía, he publicado tres libros Mil lunas y un delirio, Bitácora de sueños y Emprendizaje: el proceso de aprender a emprender.




87 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page